Un amigo organista Javi "el cacharrero" me ofreció la oportunidad de irme a Ibiza a tocar en un hotel y ganar bastante dinero. Después de pensarlo y hablarlo con la novia que tenía entonces, me decidí irme una temporada. Dejé a Carmen, Jesús & Iñaki y me fui a un pueblo de Valladolid a ensayar con el grupo antes de ir al hotel. 

Resultaron ser tres buenos músicos pero pésimos compañeros.

En el hotel "el Greco" en Portinatx, me sentía solo y lejos de mis amigos y mi ambiente. Siempre tocábamos las mismas canciones una y otra noche sin poder ensayar.

Tenía tanta añoranza de mi gente y de mi novia que un día me levanté me fui al aeropuerto y me volví a Logroño dejando al grupo colgado. Siempre he lamentado aquella decisión porque no me porté bien, pero mi sitio no estaba allí.

Volví con Carmen, Jesús & Iñaki que me recibieron a regañadientes por mi deserción.

Al poco tiempo ocurrio el fallecimiento de Carmen.

EL grupo Chees, muy enfadados siguieron solos sin organista y se enfadron mucho conmigo, por poco no me devuelven ni el órgano que había dejado en el hotel.

Fué una aventura que musicalmente no me aportó nada y si me dió muchos problemas para mi y para mis compañeros.